¿Qué debo estudiar?

Cuando alguien decide estudiar una carrera universitaria, en el caso de una persona joven, se encuentra en la disyuntiva de que es lo más acertado, si es que ya no tienes una vocación arraigada desde hace un tiempo.

Muchas personas caen el gran error de estudiar lo que más le conviene, porque sus padres se lo han impuesto, o quizás lo que más le conviene porque sus padres o familiares son de esa misma profesión y ellos quieren seguir el negocio de la familia o sus mismos pasos. Pero no siempre resulta de esa manera.

No tengo la llave de la verdad, pero siempre leo cosas, noticias o artículos, sobre las personas que tienen éxito en los negocios, y me parece dar la impresión que va de la malo con lo que le apasiona, quiero destacar lo que le apasiona a la persona que la realiza, no lo que le apasiona a otros. Porque algo con lo que se desenvuelva otra persona, para lo cual tú también te crees competente no necesariamente, es lo que te motive a seguir creciendo.

Pero este es un aspecto muy difícil de inculcar a los jóvenes que buscan que estudiar, a que dedicarse en la vida. Este tema tiene mucha tela que cortar, ya que si tu emites un mensaje confuso puede terminar transformándolo en otro cosa. Con esto me refiero a que si le empuja a un joven a que debe estudiar o dedicarse a lo que más le gusta, puede responder fácilmente que dormir o ir a fiestas es lo que más le gusta, porque está desorientado.

No podemos generalizar, pero los jóvenes generalmente no viven dentro de la realidad y es muy probable que se cometan errores en la escogencia pero esto es parte de la vida. Por ejemplo, por el prestigio que representa ser un medico, deciden ser un medico, pero en medio de la carrera es que entienden los sacrificios que representa dedicarse a algo para lo que no estás hecho, o por el contrario estos sacrificios que les menciono no son tales, porque aman lo que hacen.

Pero ¿cómo saber qué es lo que quiero hacer, si hay tanto de donde escoger? Puedes comenzar observando muy bien tus competencias y tus habilidades, las asignaturas en las cuales te destacaste. Lo que te hará ganar dinero son las ganas de hacer lo que te gusta.

En algún país se realizan test vocacionales para orientar al alumno sobre que carreras escoger. Puedes pensar en convertirte en un ingeniero, un arquitecto, un cerrajero barcelona forense o un doctor, pero eso es lo que realmente quieres hacer el resto de tu día. Es que acaso, cuando amanezca, te levantaras con el mejor de los ánimos para hacer de tu trabajo un placer. Eso es en lo que debas pensar, carreras como la de un cerrajeros en sabadell, que antes solo era una profesión, se ha convertido en una carrera con nombres un poco distintos pero que se inclinan hacia lo mismo a proteger la integridad de una estructura física de ser vulnerada.