Cerraduras antirrobo, explicando una posible redundancia.

cerrajeros 09Veo que hemos comenzado y ya hay algunas manos virtuales levantadas queriendo hacer preguntas. En realidad todos tienen la misma pregunta en mente: un momento, ¿cómo que cerradura antirrobo? ¿qué no todas las cerraduras son antirrobos?.

Y si, tienen razón de entrada y bajo una estrícta lógica, pero como hemos venido viendo en nuestra experiencia de vida, el mundo en realidad pocas veces es un lugar lógico y es así como llegamos a un término aparentemente redundante como “cerraduras antirrobo”, pero como descubriremos, en realidad viene dado por una razón muy sencilla: las cerraduras tradicionales, las de toda la vida, con el candado que todos conocemos, son muy comunes para su propio bien, y hay una gran casta de malechores que conocen sus secretos y como trabajarlos para abrirlos sin forzarlos.

Estas cerraduras tradicionales claro que cumplen su trabajo base, sin la llave correspondiente no te dejarán pasar por las buenas, pero cuando pones un poco de empeño inteligente puedes doblegarlos a tu voluntad.

Es por ello que se han creado cerraduras específicas para evitar ser “robadas” de forma sencilla. Esto en muchos casos ha evolucionado a mucho más que solo una cerradura antirrobo y más hacia sistemas completos, soluciones integrales antirrobo a los que podrías con confianza dejar en su protección a tus objetos más valiosos sabiendo que estarán seguros.

Entonces ¿qué te ofrecen estas dichosas cerraduras antirrobo que no tengan las cerraduras “prorrobo” que tienes en casa? Pues la respuesta clave y corta es: mejoras.

Desde las primeras cerraduras han pasado muchos años y muchísimos hombres y mujeres brillantes se han preguntado cómo mejorarlas, cómo llevarlas al próximo nivel, cómo evitar que cualquier adolescente con tiempo libre y conexión a YouTube aprenda a hacer su voluntad con estas piezas de ingeniería. Pues con el paso de los años estos hombres y mujeres han prestado atención de cerca a los pillos que han abusado de sus creaciones y sobre ello han creado una nueva casta de cerraduras curadas de muchas de las mañas explotadas por dichos pillos.

Entre estas características hay cosas muy obvias como protección adicional para el cilindro (el corazón) de la cerradura, ya que habían modelos donde de un solo golpe podías deshacerte de este cilindro que contiene todo el mecanismo que hace que una cerradura “cierre”.

Se han creado nuevos sistemas de llaves que no pueden ser violados mediante ganzúas (estas varillas clásicas con las que los pillos en las películas suelen abrir cualquier cerrojo) y llaves con protección para intentar evitar duplicados.

El mundo de las cerraduras ha avanzado mucho desde que inició y ciertamente hay muchas mejores opciones a la clásica cerradura que con seguridad se topó en tu camino varias veces el día de hoy.

Si aún tienes una de estas cerraduras tradicionales protegiendo las entradas principales de tu vivienda, deberías considerar reemplazarlas lo antes posible. Piensa en ellas como un guardia de seguridad viejo y cansado, si, ha sido y sigue siendo leal, pero a estas alturas no es mucho obstáculo contra un pillo decidido; lo mejor sería darle una buena pensión para que vaya a descansar en un mundo donde cerraduras nuevas con mejores mecanismos antirrobos se encarguen de nuestra seguridad.